• La CNMV podrá pagar por los soplos que le den sobre abuso de mercado

    La CNMV podrá pagar por los soplos que le den sobre abuso de mercado

    Cinco Días– La CNMV pondrá en marcha un buzón de denuncias para que cualquier persona le proporcione detalles que ayuden a detectar uso de información privilegiada o manipulaciones de cotizaciones. El supervisor podrá dar incentivos económicos a los confidentes.

    El abuso de mercado está a la orden del día en las Bolsas de todo el planeta, incluida la española. La última sospecha ronda a Jazztel, que subió un 12,6% antes de que Orange anunciara su deseo de pagar 13 euros por cada una de sus acciones el pasado 15 de septiembre. La CNMV es la encargada de vigilar que no existe abuso de mercado, en cualquiera de sus dos modalidades: uso de información privilegiada en beneficio propio o manipulación de precios.

    El supervisor tendrá, gracias a la legislación europea, más capacidad de controlar el mercado. El reglamento aprobado el pasado 16 de abril sobre abuso de mercado permite “la concesión de incentivos económicos a las personas que ofrezcan información relevante sobre posibles infracciones (…) y que dé lugar a la imposición de una sanción administrativa o penal”.

    La norma exige que se pongan en marcha las medidas necesarias para que “los confidentes puedan alertar (…) acerca de posibles infracciones y protegerles de represalias”. El límite para que la CNMV ponga a punto toda la logística de las denuncias es julio de 2016, pero Gloria Hernández Aler, socia de Deloitte Abogados, explica que en términos operativos el supervisor debe ponerse ya manos a la obra. Precisamente, la próxima semana concluye el plazo de comentarios al desarrollo del reglamento que está realizando del supervisor europeo de los mercados (ESMA, por sus siglas en inglés). Una vez que este organismo haya dado su doctrina técnica, le tocará el turno al organismo que preside Elvira Rodríguez.

    La CNMV intentó poner en marcha una especie de línea de denuncias en 2007, bajo la presidencia de Manuel Conthe, pero finalmente no se puso en práctica. Sí se pusieron otras, como la comunicación de operaciones sospechosas por parte de los intermediarios (brókeres), consejos para realizar operaciones de bloque para que no haya dudas de posibles abusos de mercados o directrices para ejecutar las compras de autocartera, que fueron actualizadas el pasado julio. El medio para poner en conocimiento del supervisor la pista para detectar un comportamiento ilícito no será exclusivamente un número de teléfono sino que se creará un buzón de denuncias (whistleblowing, en inglés). Este sistema ya está en vigor en Reino Unido a través de la Financial Conduct Authority (FCA) –equivalente a la CNMV española– desde 1998, cuando entró en vigor una norma para proteger la identidad de los confidentes.

    Porcentaje de la multa

    El siguiente paso es dar incentivos económicos a los denunciantes, una posibilidad que el supervisor estudia desde el pasado julio. “Lo lógico es que se entregue un porcentaje de la multa recaudada”, señala la experta de Deloitte Abogados. La CNMV dispone de la Unidad de Vigilancia de Mercados, que delimita el periodo y el círculo de personas que tienen acceso a información no pública. Después indentifica a los titulares de las transacciones y, eventualmente, lleva a cabo interrogatorios para solicitar información adicional o en el mejor de los casos, obtener una confesión. Tras concluir las investigaciones, la CNMV decide sobre la posible aplicación de medidas. En 2013, abrió dos expedientes sancionadores derivados de estas indagaciones que afectaban a cinco cotizadas o brókeres por haber manipulado presuntamente el mercado.

    Un sistema que ya funciona en Estados Unidos con éxito

    Dar premios a las personas que denuncian comportamientos irregulares es algo que ocurre en Estados Unidos desde 2012, cuando la Securities and Exchange Commision (SEC) puso en marcha el programa. El equivalente estadounidense a la CNMV premia con entre el 10% y el 30% del dinero recaudado si la multa supera el millón de dólares.

    El pasado 22 de septiembre entregó 30 millones de dólares (unos 22 millones de euros) a un denunciante que aportó información esencial para destapar un fraude.

    En España, casi todas las empresas tienen ya un buzón para que sus empleados denuncien comportamientos ilícitos en sus empresas, ante la reforma del código penal que entró en vigor en diciembre de 2010 y que incluye la responsabilidad penal de las personas jurídicas. Para evitar esta responsabilidad, las compañías pusieron en marcha procedimientos para que los trabajadores puedan denunciar, explica Gloria Hernández Aler, de Deloitte.

    La modificación prevista del código penal, actualmente en trámite parlamentario, especifica que las empresas “impondrán la obligación (a sus empleados) de informar de posibles riesgos e incumplimientos”.

Deixa un comentari

Cancel reply

Photostream

Este Sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para analizar el uso que hacen los usuarios del mismo. Si quiere saber más sobre las cookies y el uso que realizamos de las mismas, consulte nuestra Política de Cookies. Si continua navegando por nuestro Sitio web, entendemos que acepta nuestras cookies; recuerde que siempre podrá deshabilitarlas y/o revocar su consentimiento siguiendo las indicaciones de nuestra Política de Cookies. ACEPTAR